DETECCIÓN, DIAGNOSTICO E INTERVENCIÓN


La estructura que seguimos dentro del proceso terapéutico es la siguiente:

  • Llevamos a cabo una primera entrevista con los padres del niño o adolescente.
  • Realizamos una evaluación psicodiagnóstica y educativa. Este proceso incluye la observación y administración de pruebas psicométricas y proyectivas que nos permitirán conocer mejor las características individuales del niño/adolescente y las de su familia. Tiene una duración estimada de entre dos y tres sesiones.
  • Despues de la valoración se hace la devolución de los resultados con los padres que incluye un informe diagnóstico y las propuestas de intervención.
  • Si se decide iniciar un tratamiento, éste será personalizado, adoptando un enfoque multidisciplinar e incluyendo a todos los ámbitos de desarrollo del niño (familia-escuela).
  • Coordinación y trabajo conjunto con la escuela si se considera oportuno.
  • La frecuencia de las sesiones y la duración de la terapia dependen de la gravedad y del tipo de alteración y/o trastorno.

Otras opciones/alternativas son las reeducaciones e intervenciones a domicilio:

Es un modelo de intervención psicológico y personalizado que pretende trabajar las dificultades escolares, transmitir estrategias de aprendizaje y potenciar la capacidad de trabajo autónomo y organizado. Va dirigido a niños y/o adolescentes que presenten alguna dificultad en la adquisición de los aprendizajes académicos y/o falta de estrategias así como en hábitos de estudio. Para lograr que se oriente en el proceso reeducativo, se realiza una evaluación psicológica a partir de diferentes pruebas que nos ayuden a conocer las necesidades psicológicas y educativas de cada niño/niña. En función de los resultados se aplicarán las estrategias más adecuadas para potenciar las diferentes áreas afectadas.


Detección, diagnóstico y acompañamiento en TEA consultar